Niños trans es la ruta a la pedofilia

ADVIERTEN GRUPOS PROVIDA A DIPUTADOS

Ciudad Juárez.- Tras el dictamen recién aprobado por legisladores de la CDMX que permitiría a niños y adolecentes elegir el cambio de género e identidad a través de la ‘Ley de Niños Trans’, movimientos sociales, cristianos, ProVida y defensores de los derechos de los menores de edad, informaron que la iniciativa abre las puertas para que enfermos de pedofilia en un futuro cercano podrán sostener de manera legal relaciones sexuales con infantes.

De acuerdo a lo recién aprobado, los niños podrán “decidir” cambiarse de sexo y modificar sus datos en las actas de nacimiento siempre y cuando vallan a acompañados de un adulto, sin embargo pastores y teólogos en esta ciudad fronteriza coinciden que un niño no tiene la capacidad de discernir las cosas como los adultos. Al tener que depender de un adulto quiere decir que no están preparados  para asumir esa responsabilidad, por lo tanto dicha iniciativa se contradice en su origen.

El pastor Samuel Cordero Ayala, Director de Obra Práctica del Seminario Todas las Naciones en Ciudad Juárez, describió el tema como uno de los más perjudiciales para la familia, en donde los más afectados son los más pequeños del hogar, pues un niño no tiene la capacidad de decisión.

“Hay que definir el ‘concepto de niño’, pues en México se considera adulto a una persona que pasan los 18 años de edad, se tiene que definir bien el punto, pues si a los menores se les está diciendo que pueden decidir cambiar su naturaleza original de hombre a mujer o de mujer a hombre, por lógica se les tiene que permitir consumir bebidas embriagantes, fumar y hasta votar en las futuras elecciones, algo que es totalmente irracional.

Explicó que el posmodernismo en diferentes partes del mundo, particularmente en nuestro país  se estaba imponiendo y que esa era una de las razones por lo que mucha gente ya no tiene la capacidad de diferenciar lo bueno de lo malo, pues son llevados por cualquier ideología impuesta por hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas erróneas.