La Conferencia Episcopal Tarraconense, sobre la eutanasia: “La Iglesia siempre va a defender la vida”

Mossèn Norbert Miracle, vicesecretario de la CET, admite preocupación ante los debates recientes y las propuestas políticas sobre la regularización de la eutanasia y el suicidio asistido.

«La Iglesia siempre va a defender la vida humana», dice contundente y claro Mossèn Norbert Miracle (Torredembarra, 1962), vicesecretario de la Conferencia Episcopal Tarraconense (CET) y decano del Seminari Interdiocesà.

Esta voz local ilustra el sentir eclesiástico ante la reapertura del debate, algo que sucede cíclicamente. «La Iglesia está siempre a favor de la vida y se opone a todo lo que vaya en su contra», cuenta Miracle, que desgrana su inquietud: «Vivimos con mucha preocupación el ambiente de debate y la posibilidad de que puedan aprobarse según qué leyes».

La Iglesia, donde apenas hay fisuras en ese pensamiento, es uno de los agentes posicionados claramente en contra de una eventual norma para regularizar la eutanasia. «La palabra puede parecer muy bonita, morir bien, pero hay que pensar en todo lo que ello implica», expone este cargo tarraconense de larga trayectoria en el seno eclesiástico.

Inquietud y preocupación

Norbert Miracle es crítico con las posturas de aquellos que abogan por la despenalización: «Hablamos de propuestas o de leyes que atentan contra la concepción que la Iglesia tiene de la vida humana». Miracle reconoce, eso sí, que «es una tendencia que se va extendiendo en muchos países del mundo» y que regular ese escenario médico «parece ser la intención del Gobierno que saldrá» de las últimas elecciones, en referencia a los planes del socialista Pedro Sánchez, presidente del Gobierno y ganador en los comicios generales del 28-A.

Desde la Conferencia Episcopal Tarraconense se defiende ese ‘no’ taxativo a métodos como la eutanasia y el suicidio asistido, matizándolo con argumentos que se ponen sobre el tapete cuando se aborda esta cuestión, también desde un prisma sanitario. «No significa que estemos en contra directamente porque sí, sino porque lo que defendemos por encima de todo son las atenciones paliativas, las curas y el buen trato para ayudar a los enfermos en el tramo final de su vida. No podemos admitir algo que supone atentar contra la vida humana», concede Norbert Miracle, que se muestra a favor de «evitar el encarnizamiento y de potenciar los paliativos, algo en lo que se ha progresado mucho en los hospitales en los últimos años».

«La situación –continúa Miracle– con el pasado no tiene nada que ver en términos de sufrimiento, se ha avanzado mucho en eso y la Iglesia está a favor», añade Miracle, que culmina: «En el colectivo médico supongo que habrá todo tipo de opiniones, como en todos los ámbitos, pero creo que son profesionales que, por encima de todo, van a defender la vida», añade Miracle. En ese desenlace próximo al fallecimiento del individuo, el vicesecretario y portavoz de la CET recalca que «lo importante es querer a la persona y que se sienta querida».

Fuente: diaridetarragona