Diputados del PAN portan pin de bebé en protesta contra el aborto en Puebla

México.- Los diputados locales del Partido Acción Nacional (PAN) en Puebla, se manifestaron contra el aborto durante la sesión ordinaria del 5 de junio, al portar el pin de un bebé en su vestimenta.

De acuerdo con medios locales, su protesta estuvo orientada contra la iniciativa de la diputada priista, Rocío García Olmedo, quien propuso que las mujeres que aborten hagan servicio comunitario en lugar de ir a prisión.

Los legisladores Mónica Rodríguez Della Vecchia, Raúl Espinosa Martínez, Nancy Jiménez Morales y Gabriel Jiménez López, expresaron que el distintivo es una muestra para manifestarse en contra del aborto y “defender la vida”.

En conferencia de prensa indicaron que no apoyarán ninguna iniciativa que tenga que ver con la despenalización del aborto, pues insistieron que es “quitarle la vida a un ser humano”.

“En Acción Nacional estamos a favor de la vida. Hay varios diputados que están a favor de la vida”.

Asimismo, el Espinosa Martínez indicó que la bancada del PAN incluso está tomando cursos de capacitación para poder defender con argumentos sólidos de “la vida desde la concepción”.

Durante la sesión ordinaria del 27 de mayo, la bancada del PAN, conformada por estos cuatro diputados, invitó a integrantes del Frente Nacional por la Familia, para exponer los argumentos contra el aborto y pedir que las mujeres que aborten vayan a prisión.

¿Qué dice la iniciativa de Rocío García?

La coordinadora de la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Rocío García Olmedo presentó el pasado 20 de mayo, una iniciativa de reforma a diversas disposiciones del Código Penal del Estado, por medio de la cual busca que la mujeres que aborten en la entidad, sean sancionadas con trabajo comunitario.

Actualmente, el artículo 342 referente a las acciones en la materia, refiere que “se impondrán de seis meses a un año de prisión a la madre que voluntariamente procure su aborto o consienta en que otro la haga abortar”.

Sin embargo, la iniciativa García Olmedo sugiere que se reduzcan las penas de tres meses y hasta 6 meses de cárcel, así como la imposición de una sanción que implique el trabajo comunitario.

“Se impondrán de tres a seis meses de prisión, o de cien a trescientos días de trabajo a favor de la comunidad, a la mujer que voluntariamente practique su aborto o consienta en que otro la haga abortar, una vez que hubieren transcurrido las primeras doce semanas del embarazo”.

Fuente: SDP Noticias