Atentan contra la inocencia de los niños, denuncian en redes sociales que película infantil Frozen 2 tiene a una princesa lesbiana

Una hora. Eso es lo que hizo falta para que los tuits empezaran a aparecer. Justo después de que Disney lanzara el tráiler de ‘Frozen 2’, las redes eran un clamor con una pregunta por encima de todas: “¿Dónde está la novia de Elsa?”.

El tema ‘Let it go’ se ha convertido en todo un himno que invita a salir del armario y además ya desde 2016 hay una campaña en marcha para que Disney por fin tenga una princesa gay.

Esta controversia la inició una mujer llamada Alexis Isabel Moncada, que compartió en su Twitter lo “icónico” que podría ser convertir a Elsa en la primera “princesa lesbiana”. El mensaje no tardó en hacerse viral.

Este llamamiento para que la protagonista de una de las películas animadas más exitosas de todos los tiempos abrace su lado sáfico no ha surgido de la nada.

Así nació el hasthag #GiveElsaAGirlfriend y se inició un movimiento que ahora podría convertirse en realidad ya que incluso Thomas O. Staggs, vicepresidente de Disney, confirmó que la compañía crearía en 2018 “su primera princesa homosexual”.

Eso no ocurrió el año pasado, pero ¿y este? La misma Idina Menzel, encargada de doblar la voz de la reina del hielo, expresó su optimismo ante la idea.

En una entrevista sobre este tema con el ‘Huffington Post’, Jennifer Lee, la directora de la película, declaró que “hemos tenido toneladas de conversaciones sobre ello y somos muy conscientes sobre estas cosas”.

Los rumores estallaron al ver en el primer adelanto de la cinta a un nuevo personaje femenino que aparece en el 1:24 del tráiler. Una chica desconocida en el bosque con los poderes del otoño que ha abierto todo tipo de especulaciones sobre si será el nuevo amor de Elsa.

El debate en las redes está servido: ¿deberíamos tener por primera vez una princesa abiertamente lesbiana? Está claro que los personajes femeninos de Disney como Mérida, Rapunzel o las propias Anna y Elsa dan cada vez más muestras de empoderamiento.

Habrá que esperar a que llegue a nuestros cines, el 29 de noviembre, para saber si sale o no del armario.