Aprueban en México asistencia para matar a enfermos terminales

El dictamen establece que toda persona tiene derecho a la protección de su salud en condiciones de dignidad.

CIUDAD DE MÉXICO.- El Senado de la República aprobó por unanimidad la reforma al artículo 4 de la constitucional, que incorpora los cuidados paliativos para enfermedades en situación terminal, limitante o que amenace la vida.

El dictamen establece el derecho a utilizar los medicamentos controlados, para poder atender dicha situación. “Toda persona tiene derecho a la protección de su salud en condiciones de dignidad”, se lee en el texto.

Los cuidados paliativos constituyen un planteamiento que mejora la calidad de vida de los pacientes y sus familiares. Se enfocan en aliviar el sufrimiento y mejorar la calidad de vida de los pacientes y sus familias. Su objetivo no es curar la enfermedad como tal, sino de aliviar síntomas, cuando una persona afronta una enfermedad latentemente mortal.

Una enfermedad terminal se manifiesta como un padecimiento avanzado, progresivo e incurable, sin respuesta a tratamiento específico, con síntomas multifactoriales y pronóstico de vida limitado. En este sentido, al no existir posibilidades de curación, los cuidados paliativos son la mejor opción.

La mayoría de las personas que necesitan cuidados paliativos presentan padecimientos crónicos como: enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias crónicas, sida y diabetes.

El senador Miguel Mancera (PRD), dijo que se busca defender los derechos individuales cuando hay enfermedades lacerantes con dolores “terribles”, y aclaró que no se trata de “eutanasia”, sino de una “muerte digna”, pues se trata de evitar agonías que lastimen la dignidad de las personas.

“Esto no es eutanasia, porque no se trata de terminar con la vida, sino de dignificar la vida, se trata de cambiar la llegada a la etapa terminal con dignidad, es una reforma trascendental”, dijo el exjefe de gobierno de la Ciudad.

La senadora Patricia Mercado (MC) sostuvo que es un derecho de las personas como parte de su autonomía y no del Estado, pero que no basta con que el Congreso de permiso a los médicos, sino de lograr una muerta digna y evitar un dolor innecesario.

“Debemos aplicar cuidados que eviten el sufrimiento y que no alarguen la vida de forma dolorosa, como el uso de la marihuana. Morir es natural, pero hacer sufrir es inhumano”, añadió.

Mientras que la senadora Noemí Reynoso (PAN) dijo que el derecho de todos los mexicanos es tener una vida digna, y por eso es que Acción Nacional apoya esta reforma que ayuda a los pacientes a tener cuidados que le eviten el dolor, y no un “atentado contra la vida” como lo sería la eutanasia, pues se trata de mejorar la vida de los pacientes y sus familias.

La reforma alcanzó 109 votos a favor, y se remitió a la Cámara de Diputados para su análisis y aprobación.

Fuente: El Imparcial