Aborto inducido es un asesinato

Realizan en Plaza de Armas el foro “Sí a la vida, No al aborto” a donde asistieron un centenar de personas

El coordinador de Cruzada por la Familia, José Medrano Carrasco, dejó en claro que el aborto inducido es un asesinato del niño no nacido con las tres agravantes que indica la ley: premeditación, alevosía y ventaja.

Lo anterior en el marco del foro “Sí a la vida, No al aborto” que se efectuó este lunes en la Plaza de Armas donde asistieron un centenar de personas y que fue convocado por la regidora Catalina Bustillos.

Medrano Carrasco dijo lamentablemente algunas de esas asociaciones o colectivos financiados por intereses extranjeros y apoyados en ideologías de izquierda pretenden, con base en mentiras, presionar a legisladores y convencer a la población desinformada, para convertir en un derecho humano el más cruel e inhumano de los asesinatos, el aborto.

“Pareciera que con base a sofismas, es decir utilizando un argumento falso para hacerlo pasar por verdadero, se pretende la libertad de la mujer a decidir sobre su cuerpo, de ninguna manera nos oponemos a la decisión de la mujer sobre su cuerpo, sin embargo, les informo a esos grupos de feministas radicales que un embrión o un feto, no es su cuerpo, sino un individuo de la especie humana que se encuentra en proceso de crecimiento y además es una sustancia individual, lo que quiere decir que subsiste por sí mima, sólo que dentro del cuerpo de su madre, que debe ser la encargada de su resguardo y protección hasta que nace”.

El coordinador de Cruzada por la Familia aclaró que atentar voluntariamente contra los embriones o los fetos dentro del seno materno, es atentar contra la sociedad, es por ello que, como sociedad civil organizada, los integrantes de Cruzada por la Familia nos oponemos categóricamente al aborto de los seres humanos más indefensos, los no nacidos.

Hay muchos organismos dedicados a apoyar a las mujeres que tienen embarazos de riesgo o no deseados, por lo tanto les decimos a esas mujeres que deben saberse protegidas, ya que además el Estado tiene la obligación de cumplir y hacer cumplir las leyes, como lo establece claramente el artículo 22 de nuestro Código Civil. “La capacidad jurídica de las personas se adquiere por el nacimiento y se pierde con la muerte, pero desde el momento en que un individuo es concebido, entra bajo la protección de la ley y se le tiene por nacido”.

Por esa razón quieren que se modifiquen las leyes, para poder realizar esa interrupción definitiva (que no parcial) de una vida y no querer pagar las consecuencias, es decir, no quieren enfrentar un proceso legal por el asesinato de su propio hijo. Y encima de todo pretenden victimizarse diciendo que no se debe judicializar a la mujer.

Las falacias rayan en lo ridículo, pretendiendo hacernos creer que antes de la semana 12 no es un ser humano, que es sólo un “montón de células”, sin percatarse que las ciencias más avanzadas, como la embriología y la genética demuestran, sin error a equivocarse, que desde la fecundación hay un nuevo ser humano, con un nuevo código genético único en el mundo, es decir irrepetible.

La sociedad no puede dejarse engañar por la repetición constante de mentiras, que, como merolicos difunden por todos los medios, siguiendo la estrategia gramsciana de repetirlas mil veces hasta que la gente las considere una verdad irrefutable, concluyó.

En el foro también participó el Alejandro Murga en representación de los estudiantes de Chihuahua; el doctor Carlos Cervantes quien dio argumentos médicos de que la vida empieza desde la concepción; la siquiatra Maribel Beltrán quien abordó el daño sicológico que tiene la mujer cuando aborta y el ministro Héctor Lara, quien mencionó las consecuencias sociales que tiene este abominable crimen.

Fuente: El heraldo de Chihuahua